martes, 26 de febrero de 2013

Contigo mismo, Alberto Corujo


CONTIGO MISMO
Alberto Corujo
http://odys69.wordpress.com

No hay nada como refugiarse en uno mismo para comprender qué está pasando. Para localizar la fuente del conflicto. Escuchar las voces contradictorias que hablan dentro de ti, que discuten entre sí mientras discurren cómo presentar sus tesis de la forma más influyente. La clave está en dejarlas hablar, lejos del ruido y la furia. Que hablen y fluyan.


2 comentarios:

  1. Si fuera fácil aislarse dentro de esa burbuja personal, igualmente, las voces no conseguirían convencernos del todo, en eterno conflicto con uno mismo.

    ResponderEliminar
  2. Una ilustración perfecta, sintoniza totalmente con el micro, que por otro lado es interesante, la mirada que nos ofrece. Situarnos en esa posición, nos hace mucho bien, de vez en cuando... :)
    Un abrazo azul :)

    ResponderEliminar