viernes, 15 de febrero de 2013

De boceto a boceto...y a intento.



Siempre he pensado que el alma del primer dibujo es irrepetible




11 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo. Se nota cómo el alma se va transformando... y lo esencial del primero se va decorando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial forma de explicarlo, "lo esencial lo vamos decorando".

      Un abrazo!!!

      Eliminar
  2. Personalmente me encantas los bocetos, los dibujos a medio terminar, difuminados, dejando ver sutilmente lo que será y dejando que nuestra imaginación invente como quedará cuando sus trazos estén terminados.

    Estoy contigo cuando dices que los bocetos tienen un alma especial.

    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El lápiz, sus trazos, sus difuminados, sus varias pasadas...eso sólo te lo da el lápiz, jejeje

      Besos!

      Eliminar
  3. hay algo en los ojos y la boca del boceto que me resulta más atractivo, Juanlu.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alma, maestro, alma, eso es lo que tienen los dibujos que yo hago, sin conocimienotos, sin técnica...pero con alma, o al menos eso quiero pensar.

      Un abrazo enorme!

      Eliminar
  4. Caras con mucho alma... me encantan, genio.

    No veas cómo gustan mis nuevos marcapáginas.... jajajaja
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Imagino el sonido que hace el lápiz al pasear por el papel y lo sumo a que el trazo más grueso y el sombreado le dan más alma al dibujo y "voto" por el boceto.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonido, textura, y la inmediatez, ese primer sentimiento que surge sólo, por eso digo que en ocasiones los dibujos quieren nacer y en otras no.

      Besazo!

      Eliminar
  6. El boceto es la idea que nace del artista y tú tienes muchas. Besos

    ResponderEliminar