jueves, 17 de abril de 2014

Intentado dibujar de nuevo...¡cuanta muñeca se pierde!

ARPEGIOS
Lucía García Moral
Frente al espejo, como cada mañana, Julia desliza el peine suavemente por su larga y abundante melena. De repente, escucha unas voces desafinadas. Las notas, enredadas en su oscuro cabello se quejan molestas, saltando y escondiéndose, entre los mechones.
Recuerdaentoncesel sueño; el mismo sueño que la asalta cada noche. La voz del músico susurra para ella aquella canción una  dulce y hermosa emoción tan solo comparable con la callada melodía que desprende su mirada, creando una perfecta armonía entre los dos.

Desde ese día, Julia se peina con delicada música y duerme arropada por acordes de guitarra.

6 comentarios: